Desafío 144

Tumbando espero (Mmonchi)

Después de muchas aventuras, dos buscadores de tesoros llegan hasta la tribu de los custodios. Allí son conducidos hasta su líder, el Gran Custodio, por supuesto.

-Sé lo que estáis buscando: la Llave de la Sabiduría. Os diré dónde está y si sois dignos de ella os la podréis llevar.

-Bien, pues dínoslo y te demostraremos que somos dignos.

-Por supuesto que somos dignos, los más dignos del mundo.

-No es tan fácil. La Llave está enterrada en una tumba del Cementerio de los Buscadores. En cada una está enterrado un grupo de buscadores que no consiguió encontrarla.

-¿Y hay muchas tumbas?

-Hay 243 que forman una larga hilera. Bueno, 243 llenas. Tenemos más de una docena vacías preparadas, la vuestra será la 244. Si falláis, claro. Tienen hasta sus lápidas listas para grabar los nombres.

-Ah, grabáis los nombres de los buscadores en las lápidas. Qué detalle tan emotivo.

-Pero has dicho que nos dirás donde está enterrada.

-Sí, aunque solo a uno de vosotros. El otro deberá adivinar cuál es la tumba que le he dicho a su compañero.

-¿Nos dejarán comunicarnos de alguna manera?

-No. El primero de vosotros irá conmigo al cementerio y allí le diré qué tumba tiene la Llave. Después lo llevaremos lejos del poblado y entonces vendrá el segundo, mirará el cementerio y dirá en qué tumba está. Si acierta os la lleváis, si no ocuparéis la tumba 244 y grabaremos vuestros nombres en la lápida.

-¿Y no hay nada que se nos permita hacer?

-Sí, tres cosas: el primero, una vez que sepa en qué tumba está la Llave, podrá derribar lápidas de pie, levantar lápidas caídas o dejar lápidas como están.

-Ah, pero ¿hay lápidas derribadas?

-Sí, algunas están de pie, otras no.

-¿Cuántas lápidas podemos modificar?

-El mínimo necesario. Si os pasáis… ya lo podéis imaginar.

-¿Podremos llevar lápiz y papel?

-Claro, y tomaros el tiempo que os haga falta. Ahora descansad y pensad quién será el primero en ir al cementerio. Y mientras, nos podéis ir diciendo vuestros nombres. Para la lápida, ya sabéis…

4

-Brush, es muy fácil, vas tú primero, te enteras de dónde está la Llave, me llamas al móvil y me lo dices.

-Claro, Guy, si no fuera porque se te cayó tu móvil mientras huías de aquel cocodrilo.

-Se me había olvidado. Entonces, ¿qué vamos a hacer?

-De momento voy a llamar a un amigo pitagórico, a ver si él me puede decir ese mínimo y cómo lograrlo. Tú mientras ve pidiendo la cena, que esto va para largo.

Soluciones hasta el lunes 11 a solucionesclubpitagoricos@gmail.com

Anuncios

Los números de 2015

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2015 de este blog.

Aquí hay un extracto:

La sala de conciertos de la Ópera de Sydney contiene 2.700 personas. Este blog ha sido visto cerca de 14.000 veces en 2015. Si fuera un concierto en el Sydney Opera House, se se necesitarían alrededor de 5 presentaciones con entradas agotadas para que todos lo vean.

Haz click para ver el reporte completo.

Soluciones Desafío 143

Superpanzeta dice:

Ha sido este un Desafío un tanto descafeinado, debido sobre todo a lo mal que lo preparé.

No quería que fuera muy difícil, pero tampoco muy fácil, y me hice un lío que me hizo cambiar muchas veces el enunciado. La última, a toda prisa, el mismo día anterior a que viera la luz. Ni siquiera fui capaz (y mira que lo intenté) de introducir una cabra en el enunciado, pero no quedaba bien, y es una pena.

De todas formas no ha ido mal del todo porque me da la sensación de que era relativamente desconocido para vosotros, y algunos de mis cambios han conseguido despistaros aunque fuera momentáneamente. De hecho, a la hora de escribir esto me faltan un par de respuestas, así que puede que haya conseguido despistar a alguien totalmente. Por supuesto, en caso de que entre alguna respuesta fuera de plazo, estoy seguro de que Sebas la colgará junto con las demás.

comprobadorSobre las soluciones, poco que comentar. Todas las respuestas recibidas son correctas y conceptualmente equivalentes, con pequeñas diferencias sin importancia. Lo habéis hecho muy bien.

Ya perdonaréis que mi propia solución (que obviamente no es mía) sea tan larga y confusa. Está redactada a toda prisa (ayer mismo, y no, no es una inocentada) porque no sabía muy bien qué contaros, y porque las fechas no me han ayudado nada a decidirme a escribirla. Las soluciones que he recibido se pueden dividir en dos grupos: Mmonchi, Rubenman y Sebas, que son más o menos iguales a la mía, y Dospew y Tarzán, que han distribuido los grupos de otras formas. La más parecida a lo yo quería proponeros (en fondo y forma) es, creo yo, la de Mmonchi. Ya nos dirá si él conocía el problema o no.

Lo que más gracia me ha hecho es que, por lo que comenta, Sebas ya se había enfrentado a este problema en la vida real. Con buenos resultados, imagino. Su solución ha sido, de largo, la más completa, ya que se ha molestado en resolver otros casos distintos al Desafío.

Por mi parte, este desafío, una vez arrancado, ha sido muy fácil de llevar ya que todo se ha reducido a unos pocos correos del estilo “se puede mejorar”. Y eso mismo es lo que me tengo que aplicar yo para cuando os proponga otro: que sea mejor.

Muchas gracias por participar. Nos vemos, y mientras tanto, Feliz Año Nuevo.

El próximo jueves nuevo Desafío de Mmonchi

D143_Dospew

D143_Mmonchi

D143_Rubenman

D143_Sebas

D143_SPZ

D143_Tarzán

Desafío 143

Cables (Superpanzeta)

E-1000-io y Br-1 se han presentado a una prueba para conseguir un trabajo en un taller de electricidad. Son los últimos candidatos al puesto. Todos los demás han acabado ya la prueba.

Teo-2-io, el capataz, ha preparado para estas pruebas unas mangueras eléctricas de 50 metros de longitud que van de un lado al otro del taller, cruzando varias paredes que impiden la visión de un extremo desde el otro.

Los hilos que forman cada manguera son idénticos entre sí, del mismo color y sin ninguna característica que los distinga.

La prueba consiste en identificar y etiquetar los hilos individuales de dos mangueras por aspirante: una roja, de 5 hilos, y otra azul, de 8 hilos, que ya están pelados en sus extremos.

Para el identificado, se proporciona a los aspirantes un rudimentario equipo de medida consistente en un comprobador de continuidad eléctrica formado por una pila y una bombilla unidas por unos cables que acaban en unas pinzas (ver imagen).

comprobadorEl uso del comprobador es muy sencillo. Si las pinzas están eléctricamente unidas, la bombilla se enciende.

Por ejemplo, para identificar un par de hilos, podemos unirlos entre sí en un extremo del cable, y eso servirá para su identificación cuando estemos en el otro lado. Una vez allí, se van tocando hilos con las pinzas hasta que luzca la bombilla, lo que identifica a esos dos hilos en particular como los que están comunicados en el lado origen.

Además del comprobador de continuidad, las únicas herramientas permitidas (aunque no obligatorias) durante la prueba son las de la imagen de la cabecera, a saber:

3 clemas (regletas) de 2 polos (4 tornillos) cada una.

1 destornillador para apretar y aflojar las clemas.

26 etiquetas adhesivas en blanco.

Papel para tomar notas y un rotulador indeleble.

Normas de la prueba:

-No se permite desmontar el comprobador de continuidad, ni usarlo para otro fin distinto del comentado.

-No se permite conectar hilos entre sí por otros medios que las clemas. Por ejemplo, no se pueden unir hilos por el procedimiento de enrollarlos juntos, sujetarlos con las pinzas del comprobador, poner pesos encima, unirlos con etiquetas, envolverlos en el papel, pincharlos en la berenjena, telekinesis o cualquier otro procedimiento por muy atractivo que pudiera resultar.

-No se permite doblar, ordenar, hacer marcas o cualquier otra operación que permita distinguir los hilos a posteriori. El único medio de marcado aceptable son las etiquetas.

-Las ayudas externas o de otros aspirantes están prohibidas.

-Todos los hilos deben quedar inequívocamente identificados con etiquetas idénticas en cada extremo, una etiqueta por cada extremo e hilo.

-Una vez puesta una etiqueta, no se puede volver a quitar.

-Una vez escrito algo en una etiqueta, el texto no se puede borrar, tachar ni ocultar escribiendo encima.

-No es suficiente con identificar los hilos. Es obligatorio etiquetarlos. El estado final (interconectado o no) de los hilos no es importante.

-No hay inconveniente en separar las clemas. Éstas son lo suficientemente grandes como para permitir la unión simultánea de todos los hilos que se quiera.

El ganador de la prueba y quien consiga el trabajo será quien consiga el etiquetado correcto de las dos mangueras haciendo menos viajes entre los extremos de los cables. En caso de empate, el puesto se dará por orden alfabético.

Se considerará un viaje cada desplazamiento de ida de un extremo al otro del taller. Si se va y se vuelve, se llevan ya dos viajes. La prueba debe empezar con el aspirante ya en un extremo.

Mientras los dos últimos aspirantes se preparan para empezar la prueba, Teo-2-io el capataz se da cuenta de que sólo le queda una manguera disponible de 5 y otra de 8 hilos.

Teo-2-io decide que las dos mangueras van a ser para la prueba de E-1000-io, y Br-1 tendrá que pasar la prueba etiquetando una única manguera de 13 hilos, todos iguales entre sí.

Una vez acabadas las pruebas, el capataz repasa sus puntuaciones y descubre que los dos mejores aspirantes han sido E-1000-io y Br-1. ¿Quién consigue el trabajo?

Soluciones hasta el lunes 28 a solucionesclubpitagoricos@gmail.com

Soluciones Desafío 142

Rubenman dice:
“Cuando el coyote prepara una trampa a Correcaminos suele ser él la propia víctima, algo parecido ha ocurrido en este caso. El valor medio fue un apósito de última hora para despistar porque suponía que el 7 os entretendría.
Al veros trabajar tanto tuve que tomar la decisión de hacer lo propio, no en vano el enunciado lo estaba pidiendo.
Al final creo que ha quedado algo consistente y cerrado, menos mal. De todos modos ya os aviso que habrá una segunda parte con menos trabajo, así lo espero; que tome nota el jefe y asigne el turno correspondiente para el desafío: 012 segunda parte.
Las respuestas son bastante buenas y hemos tenido la dicha de incorporar a un nuevo socio, así que muy satisfecho por todo”

1El próximo jueves nuevo Desafío de Superpanzeta
D_142_Bolaño

D_142_Mmonchi

D_142_Pardillano

D_142_SPZ

D_142_Tarzan

D142_Dospew

Desafio_142_B

Desafío 142

012 (Rubenman)
En esta ocasión la caja de seguridad electrónica nos esconde algo muy simple, una clave compuesta por una combinación de dos dígitos diferentes. Si hacemos cuentas, veremos que estamos hablando de tan sólo 45 opciones.
¿Cómo funciona el mecanismo?. El sistema elige aleatoriamente una de esas combinaciones y nos permite introducir cualquier secuencia de números que queramos, sin ningún tipo de restricción. Una vez que le demos a la tecla ON, el programa compara su clave con nuestro intento y en el visor se nos muestra una de estas tres posibilidades:
a) “0”, ningún número coincide.
b) “1”, coincide 1 sólo número, independientemente de que esté repetido o no en nuestra cadena.
c) “2”, coinciden 2 números. Ídem en cuanto a repeticiones.
La apertura tiene lugar cuando insertemos una secuencia de dos números y tras darle al ON, el lector informe con un “2”; no importa el orden de los dígitos.

1Es muy probable que a estas alturas nos quede alguna duda, así que pondremos unos ejemplos, con la clave 12:

15, “1”
12345, “2”
3845, “0”
11, “1”
21, “2”. Se abre.

Como podremos imaginar, el desafío consiste en intentar diseñar la mejor estrategia posible y como tal vamos a definir al método que consiga descubrir cualquier clave en un menor número de intentos; ante el previsible supuesto de que haya más de un procedimiento que nos facilite un mismo valor, el desempate lo obtendremos con aquel que nos ofrezca un mejor valor promedio, cifra que no nos será muy complicado obtener sabiendo que hablamos de sólo 45 opciones.
Soluciones hasta el lunes 14 a solucionesclubpitagoricos@gmail.com

Solución Desafío 141

Sebas dice:
Después de unas conclusiones a las que llegue con motivo del Desafío 139 que no pude aprovechar, por otra parte vista la confusión en la RED y unos comentarios que anteriormente hice en un FORO decidí “castigar” a algunos con el presente Desafío.
Kito Raya era la excusa para “entrar” en el Desafío, pues trazo mas o trazo menos es irrelevante, lo interesante es la rebaja sustancial que pronto se intuye que con el método “tradicional” no es posible.
Al principio algunos dudaron de la hoja de cálculo, pero estábamos tranquilos, en la imagen podéis ver de qué nos habíamos asegurado comprobándola.

1Superado el escollo 52 recibí sugerencias ante la posibilidad de bajar de los 40, pero consideraba que era geométricamente más “elegante” evitar el simple, lógico y repetitivo pero aburrido método del cruce de segmento de equilibrio del hexágono, aplicable con mayor trabajo de repetición a otros poligonos. Sugerí el método de repetición de la palanca pues a pesar de la aparente complejidad para polígonos superiores al cuadrilátero es fácilmente generalizable de forma más simple que el método anterior. Lamento esta sugerencia pues algunos consideran que hay propuestas mejores.
El próximo jueves nuevo Desafío de Rubenman
Soluciones